Un celular que presenta problemas al tocarlo o al navegarlo, requiere un cambio urgente. Ya sea que busquemos una cámara de alta resolución o un procesador que nos permita jugar, las opciones que ofrece el mercado son muchas. Celulares con un diseño sofisticado y cada vez más prestaciones para el usuario.

Sony: la mejor resolución de cámara

Sony se introdujo en el mercado de los celulares con su terminal en conjunto con Ericsson. Esos viejos celulares Sony – Ericsson poseían como diferencial su sistema para reproducir mp3. Con el tiempo, dejaron de ser la gran novedad (la línea Walkman aún quedó viva en la memoria de los usuarios con cierta nostalgia y felicidad) y la terminal japonesa decidió abrirse camino por sí sola.

Sony finalmente decidió despegarse de esa imagen jovial para ofrecer un diseño más maduro: equipos estilizados y sofisticados, apuntando a un público más exigente. Si bien no logró aún penetrar en el mercado como sus principales competidores, quienes buscan la mejor calidad en fotografía y velocidad de grabación de videos eligen esta marca.

Por último, y no menos importante, Sony fue una de los primeros smartphones en migrar de un sistema propio al gigante Android.

Samsung: barato, amplio, ¿desechable?

Sin dudas, los lanzamientos de Samsung tienen en vilo año a año a cada vez más gente. Como si se tratara de la famosa cultura Apple, la marca coreana se apoderó del mercado en el apogeo de los smartphones y actualmente, ofrece prestaciones y lanzamientos en cada línea para todos.

Un detalle a tener en cuenta, los repuestos de Samsung son económicos y fáciles de conseguir. Si tenés alguna duda, podés hablar con tu service de confianza. No decimos que los Samsung tienden a romperse rápido, sino que al momento de pasarla mal con nuestro teléfono, es bueno saberlo. Te aseguramos que, con estos teléfonos, es muy difícil que te digan “No tiene arreglo”.

Con Samsung tenemos aseguradas todas las necesidades de los usuarios en cada lanzamiento de línea: a la cabeza, siempre el modelo más novedoso y luego, sin tanta exposición, podemos ver los distintos matices e incluso, teléfonos de gama media y baja a buen precio.

Motorola: el monstruo que va creciendo cada vez más rápido

Es verdad, en los últimos dos años, vimos un rebranding de Motorola en el mercado celular. Asociado a los famosos ladrillos de principios de los ’90, los creadores del “Hello Moto” fueron migrando de los equipos corporativos a teléfonos modernos y funcionales. Un ejemplo clarísimo es el Motorola v3, ese celular de botones planos metalizado que fue furor en 2005.

Después de tal furor, a la marca le costó posicionarse hasta que hace unos pocos años, la imagen de Motorola comenzó a tener más color y animación. Los procesadores de sus smartphones vieron nacer la alianza con Lenovo y así fue como, con un diseño súper minimalista y pantallas coloridas, comenzó a verse en el mercado la línea Moto E y Moto G (las cuales ya van por su sexta generación).

Diversificando cada vez más su gama para los más gamers (Línea Z Play) y para los más exigentes (Línea X), Motorola logró compartir el podio con Samsung entre los celulares más vendidos.

Huawei: orientalizando los celulares de occidente

La introducción de los Huawei se fue dando hace unos 4 años con fuerza. En cuanto a prestaciones, RAM y velocidad nada tenía que envidiarle a sus competidores. Sin embargo, el gran diferencial por aquel entonces que ofrecía la terminal china era su cámara.

Si bien la calidad de la cámara principal no era de tan alta, la novedad de Huawei llegó en el punto justo del furor de las selfies. Ofrecían una cámara frontal de buena resolución, amplia gama de efectos y una algo nunca antes visto por estos lares: el filtro belleza.

Los orientales saben mucho de disimular imperfecciones, hacer desenfoques y jugar con la luz. La tecnología del filtro belleza permitía esfumar lo “no aceptable” de nuestro rostro dejándolo limpio e iluminado para la foto.   

La presencia de la marca china, también permitió a los consumidores contar con un celular de diseño sofisticado (se caracterizan por ser sumamente delgados) a bajo costo. ¡Se podría decir que es el teléfono ideal para los adolescentes!

Apple: Celular ejecutivo para el día a día

Cuando hablamos de Apple, hablamos de Iphone; y cuando hablamos de Iphone, hablamos de un celular súper completo. Con un sistema operativo infalible e intuitivo, dice el mito que “no existen los virus en Iphone”, una premisa de seguridad que puede dejar tranquilos a muchos.

Lo que podemos ver de la manzana, es un teléfono que se comporta excelente para poder trabajar y además, cuenta con prestaciones y una calidad de imagen envidiable. Las actualizaciones y parches de seguridad son más esporádicos, y las apps prueban sus desarrollos en el sistema operativo iOS. Por lo que es muy común al tener un Iphone estar siempre en la vanguardia.  

Hay algo de cierto en todo esto, y es que su vida útil es mucho más prolongada que la de un teléfono con Android. Esta duración la podemos definir por las actualizaciones y los parches de sistema. Se estima que en Iphone hablamos de 4 años mientras que los Android poseen una de 2 años y medio.

Memoria: el gran problema de los celulares Android

Es verdad que los usuarios de Android presentan con mayor frecuencia el problema de teléfonos saturados de información y procesadores lentos con el tiempo. El famoso ícono de Disco lleno molesta a muchos, por lo que la solución más rápida es integrar un back up en la nube (ya sea con Google Drive o con Dropbox) o bien bajar esas apps que prometen vaciar la memoria caché.

Además, muchas apps ocupan más espacio y ancho de banda que lo normal. La principal: Facebook. Los usuarios que no dependen tanto de esta plataforma directamente la usan desde el explorador de Chrome o bien, utilizan su contraparte: la versión Lite, diseñada específicamente por los desarrolladores de Facebook ante las quejas de los usuarios.

Haciendo una pequeña recorrida por todas las marcas, es importante tener toda esta info a mano para poder decidir cuál será tu próximo smartphone. Dependiendo de tus necesidades, hay un modelo o una línea esperando para ingresar en tu vida.