¿Estamos ante un nuevo boom del comercio digital?

En el año 2020 un evento sin precedentes golpeó al mundo, uno que nació en 2019 y se fue extendiendo a lo largo del mundo, el coronavirus. Debido a la alta posibilidad de contagio muchos países instauraron cuarentenas al principio del año, y poco a poco, otros los fueron siguiendo.

Aprovechándose de este hecho las compañías invirtieron en hacer de sus plataformas online más atractivas para sus clientes, y esto muchos lo realizaron a través de la contratación de servicios de hosting e internet lo que ayudó a crear formas de compra más sencillas para aquellos que no se sentían  confiados de esta forma de compra. También, muchas compañías decidieron invertir en la formación de su personal para desarrollar nuevas ideas en cuanto al comercio digital, pues ciertamente, aquellos sitios web o aplicaciones más fáciles de manejar, más atractivas y con mejores y más rápidos servicios tienen mayor cantidad de clientes satisfechos; para lograr esto hicieron uso de empresas con diferentes cursos relacionados al área, tales como INESEM y otras empresas que ofrecen cursos y formación profesional en diferentes tópicos.

Durante el desarrollo de la pandemia, el comercio electrónico aumentó sus ventas en un 65%, y ya muchos afirman que no se trata de una situación que va a disminuir, pues los beneficios del comercio digital ya han sido probados y muchos no volverán atrás, por lo que se espera que su éxito siga  creciendo y se mantenga. Sin duda hay tiendas con mayor éxito que otras, pues en plataformas como ReviewsBird, donde diferentes personas colocan reseñas de tiendas, se evidencia como hay comercios muy exitosos y otras algo deficientes.

Con esta medida, muchos comercios se vieron obligados a cerrar sus puertas, dejando solo a los de necesidades esenciales como comidas y medicinas abiertos al público, y en horarios restrictivos. Además de las múltiples implicaciones sociales, económicas y psicológicas causadas por el aislamiento, la forma de comprar y adquirir lo que necesitábamos tuvo también que modificarse, y así mismo, los comercios se vieron en la necesidad de buscar alternativas para seguir trabajando; de esta forma los pedidos para llevar, deliveries y las compras online fueron adquiriendo más público, pero sin duda, el comercio online fue la alternativa con más opciones.

El comercio digital implica no solo las compras en páginas webs, también incluye el uso de aplicaciones de compra, y las compras realizadas a través de las tiendas en redes sociales. Pero si bien tiene años existiendo, el comercio digital ha adquirido un mayor auge durante estos tiempos debido a las dificultades para comprar de forma tradicional.

Los primeros meses de confinamiento aún se mantenía la esperanza de regresar pronto a la normalidad, pero pronto se hizo evidente que debíamos adaptarnos a los nuevo y buscar formas de hacer nuestras actividades comunes dentro de casa. Aquellos negados a hacer uso del comercio digital poco a poco fueron adaptándose a la facilidad de escoger, pagar y recibir, todo desde casa. Esta alternativa fue un beneficio para evitar la exposición en las calles, pero también fue la salvación de muchos negocios, que al no ser esenciales, no podían abrir sus puertas y continuar sus ventas de forma tradicional.

Para este punto, no hay nada que no puedas conseguir a través del comercio digital; Farmacias, tiendas de ropa, electrónicos, mobiliario, materiales para remodelaciones, juguetes, comida, libros y todo lo que imagines, está dentro de las plataformas online. Además, grandes compañías como Amazon, eBay y Wish tienen muchos años existiendo, pero debido a las circunstancias, más negocios independientes se han unido a la movida de comercio electrónico, y muchas de estas ya contaban con un público que fue complacido al poder adquirir sus productos de forma online. Una vez experimentada la facilidad de recibir las compras de víveres en la puerta de tu casa, de poder pasar horas escogiendo las prendas de ropa que más te gusten y probarlas en la comodidad de tu hogar, y de poder ojear diferentes tiendas sin moverte de la silla de tu computadora o de tu sofá, son beneficios difíciles de dejar pasar, por lo que su rápido éxito y maduración son solo el inicio para una nueva normalidad dominada por el comercio digital. Al menos un 8.3% de las familias que no hacían uso del comercio digital ahora lo hacen, motivados por las dificultades de la pandemia, además de la popularidad de este tipo de transacciones.

El comercio digital es sin duda una oportunidad para cualquier empresa de ampliar su alcance y sus ganancias, y genera numerosos beneficios para el comprador. Las empresas han creado múltiples estrategias para incentivar la compra, como el uso de código de descuentos, envíos gratuitos en compras grandes y buenas garantías de devolución, que permiten al comprador estás seguro de que podrá adquirir algo que realmente lo satisfaga.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =

Volver a la página de inicio