Cáceres en los 70 - Tercera parte

Cáceres en los 70

(Tercera parte)

 

“Este era nuestro Cáceres, un pueblo grande donde vivir era sencillo y muy agradable” – Tomás Morales

Tercera parte de la serie “Cáceres en los 70” en la que trataremos algunos aspectos de la ciudad. Vistas aéreas, Plásticos GIMA, la feria de los niños, Establecimiento “La Luna”, la Fuente Luminosa, los hoteles, los folletos publicitarios de los cines, las iglesias y de regalo: una selección de banderines.

 

Vistas aéreas

Va siendo una tradición comenzar los artículos de esta serie con vistas aéreas o panorámicas de nuestra bella ciudad. En esta ocasión se ofrecen dos vistas, posiblemente realizadas en los años setenta. En la primera de ellas se aprecia una parte de la muralla que rodea la “parte antigua” y, al fondo, la Plaza de Toros y el comienzo del Paseo Alto. En primer plano, la Torre Desmochada, también conocida como la “Torremochada” o el “Torreón de las Candelas”. Se construyó en el siglo XI.

La segunda imagen corresponde a una postal de los años 70 y es una foto de una vista aérea realizada desde otro punto de vista.

Las dos imágenes pueden servir como entretenido pasatiempo y localizar puntos de interés.

Vista aérea de Cáceres (años 70)

Vista aérea de Cáceres (años 70)

Postal de los años 70 con vista aérea

Postal de los años 70 con vista aérea

PLÁSTICOS GIMA

Innovación en productos de plástico

Me escribe Fátima un amable correo en el que me envía fotos de la tienda de su familia: Plásticos GIMA. 

Ubicada en la calle Moret, Plásticos GIMA fue pionera en comercializar artículos de plástico.

La tienda la abrió el padre de Fátima, Andrés Giménez, en las traseras de la calle Moret (calle de la Cruz) y, después de su fallecimiento, se hizo cargo de la tienda su madre: Esperanza Mateos. (En la foto).

Me dice mi madre que recuerda haber comprado en Plásticos GIMA algunos artículos como tuppers, adornos, etc. y que también recuerda a Esperanza con simpatía.

Seguro que muchos cacereños recuerdan con cariño esta entrañable e innovadora tienda.

(Gracias Fátima).

Plásticos GIMA en la calle Moret - Pionera en plásticos

Plásticos GIMA en la calle Moret – Pionera en plásticos

Esperanza Mateos, madre de Fátima en interior de la tienda

Esperanza Mateos, madre de Fátima en interior de la tienda

Calle Moret

Calle Moret

LAS IGLESIAS

Centros de culto y recogimiento

La historia de Cáceres está íntimamente ligada a las iglesias. La vida de los cacereños, en alguna que otra ocasión ha tenido relación con los centros de culto. Dejando a un lado las creencias de cada cual, las iglesias desempeñan una importante función como elementos de reunión, celebración de sacramentos, etc.

Cada una de las iglesias de Cáceres va ligada a los más emotivos recuerdos. Algunos alegres como bautizos, bodas o primeras comuniones. Y otros más tristes como los funerales. Las despedidas a los seres queridos cuando se marchan.

Las dos únicas iglesias de Cáceres que están fuera de la muralla de la “Parte Antigua” son San Juan y Santiago. De niño, recuerdo haber ido con mis padres y hermanos a la de Santiago. Estaba relativamente cerca de la calle Margallo. Concrétamente, una día de Reyes fuimos a Santiago y los cuatro hermanos estuvimos toda la ceremonia pensando en los juguetes recibidos.

Habitualmente íbamos a la iglesia de San Francisco Javier (Padres de la Preciosa Sangre). Ubicada en la Plaza de San Jorge, nos impresionaban las interminables dos torres laterales que flanqueaban la fachada. Se entraba por la puerta lateral y hacía algo de frío. Al terminar, sonaba cierta sinfonía de Mozart. Contaba con un majestuoso órgano de tubos y nos quedábamos embobados admirando ese gigantesco instrumento.

Iglesia de San Mateo

Iglesia de San Mateo

Iglesia de San Juan

Iglesia de San Juan

Santa María, principios de S.XX. Nótese la edificación de la derecha.

Santa María, principios de S.XX. Nótese la edificación de la derecha.

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Iglesia de San Francisco Javier

Iglesia de San Francisco Javier

LA FERIA

Pongámonos en situación. Los niños de los años 60 recibíamos pocos estímulos audiovisuales o de diversión. En comparación con lo que sucede hoy en día, los niños de aquella época disfrutábamos de escasas ocasiones lúdicas: cumpleaños, Navidad, Reyes y poco más. En este austero escenario es fácil adivinar que la Feria (o ferias, mayo y septiembre) representaban un acontecimiento de trascendental importancia e impacto emocional.

Es posible que conserve algún difuso recuerdo de la feria ubicada en El Rodeo (primeros años de los 60), pero la memoria se fija, principalmente, en el polígono Los Fratres (antigua estación de ferrocarril y barrio de Moctezuma actual).

Feria de Cáceres en Los Fratres (años 60-70)

Feria de Cáceres en Los Fratres (años 60-70)

Los tres hermanos mayores y un amigo

Los tres hermanos mayores y un amigo

Esperábamos la feria con insana impaciencia. Llegado el día, entrábamos nerviosos y expectantes al recinto ferial. Aquello era una experiencia de otro mundo: las luces policromadas y destellantes, la música, el ruído que envolvía todo. Incluso el polvo del recinto sumaba para llevarnos a una atmósfera de entusiasmo y fascinación.

Recuerdo que mis padres fijaban un presupuesto económico razonable y aún hoy recordamos su frase: “Cuando se acabe el presupuesto, nos vamos”.  Así pues, los hermanos acordábamos el destino de dicha partida presupuestaria: montar en las atracciones, algodón de azúcar, más golosinas, más atracciones, etc. En alguna ocasión se acabaron antes nuestras energías y entusiasmo que el presupuesto financiero y regresábamos a casa, divertidos, cansados y pringados de algodón de azúcar.

 

Mis hermanos en la feria de los años 60

Mis hermanos en la feria de los años 60

Mi padre, yo en los caballitos

Mi padre, yo en los caballitos

Los gigantes y cabezudos: el "terror" de los niños

Los gigantes y cabezudos: el “terror” de los niños

LOS GIGANTES Y CABEZUDOS

Al mismo tiempo que la feria, o probáblemente días antes, asistíamos con una mezcla de fascinación, curiosidad y algo de terror a los desfiles de los Gigantes y Cabezudos.

La “terrorífica” marcha subía por la calle Margallo acompañados por una modesta banda pasacalle compuesta por dos o tres músicos. Era curioso observar su sorprendente habilidad para tocar, al mismo tiempo, el tambor y el flautín.

Cuando éramos más pequeños, los gigantes nos provocaban los mayores temores. Los observábamos desde nuestra casa en el balcón del primer piso, las cabezas llegaban a nuestra altura. Era impresionante estar tan cerca de aquellas polícromas cabezotas de cartón piedra.

Desde aquí, mi homenaje, reconocimiento y agradecimiento a aquellas anónimas personas que iban dentro de aquellos disfraces y que tan intensos momentos nos hicieron disfrutar (de miedo).

Folleto feria de 1970 portada

Folleto feria de 1970 portada

Folleto feria de 1970 - programa

Folleto feria de 1970 – programa

ESTABLECIMIENTOS

“LA LUNA”

¿Por qué irse tan lejos, teniendo LA LUNA tan cerca?

Cuando regresábamos a Cáceres de algún viaje en autobús parábamos en la estación en Gil Cordero. Por el camino hacia el centro, en la calle Gómez Becerra, era habitual detenerse en los escaparates del Real Musical y La Luna. Siempre había algún producto útil y curioso. En nuestro recorrido por los negocios comerciales emblemáticos de Cáceres en los 70, es obligado detenerse en Establecimientos LA LUNA.

Fue fundado por el innovador empresario montanchego Serapio Lázaro en 1969. Ubicado en la calle Gómez Becerra, en un principio nació como un moderno autoservicio. Serapio Lázaro es un verdadero hombre de empresa que, allá por los años 60, no duda en estudiar avanzados cursos de técnicas de ventas, algo inusual para la época. Y, cuando lo acostumbrado era servir los productos al peso (legumbres y similares), Serapio fue uno de los primeros empresarios en apostar por los modernos artículos envasados. Además era innovador en todo tipo de equipamientos: cajas registradoras, lineales de ventas, marketing, etc.

Años más tarde, con gran agudeza y visión empresarial, Serapio vio la oportunidad de negocio en los papeles pintados para decoración, tan de moda en los 70. El autoservicio se convirtió, pues, en uno de los primeros comercios para papeles pintados. Posteriormente, el establecimiento se reconvirtió en ferretería y, por último, se incorporaron los sectores de menaje del hogar, equipamientos para hostelería, baño, etc.

Establecimientos "La Luna"

Establecimientos “La Luna”

El nombre de “La Luna” tiene como origen el año en el que se inaugura el establecimiento: 1969, primer año en el que el hombre pisa la Luna. Serapio era un hombre de empresa inquieto y valiente. Además de ser representante de productos alimenticios como el arroz Nomen, galletas Reglero, etc., abrió otro establecimiento en la calle Encina (se puede ver en la factura).

Se aventuró con la creación de otras empresas como RECI (reformas estructurales del comercio y la industria) y FRITECNICA para instalaciones de aparatos de refrigeración para autoservicios, hostelería, etc. 

Establecimiento La Luna en Gómez Becerra

Establecimiento La Luna en Gómez Becerra

Folleto publicitario de La Luna

Folleto publicitario de La Luna

Factura de 1973 productos de autoservicio La Luna

Factura de 1973 productos de autoservicio La Luna

En la actualidad, La Luna sigue ofreciendo los servicios de menaje de cocina, baño, equipamientos para hostelería, colegios, etc. Además tienen una página en Facebook con las últimas novedades.

(Gracias a Isabel por la información y las fotos)

LA FUENTE LUMINOSA

Se inauguró en junio de 1965 y podríamos considerar su ingenioso mecanismo de control como el primer “ordenador” que hubo en Cáceres.

La inauguración se hizo por la noche y acudieron muchos cacereños al evento. El ingenio de automatismo (luz y agua) era obra del ingeniero Carlos Buigas.

En la actualidad, el primer mecanismo (memoria interna a base de interruptores) de 1965 se expone en el Museo Municipal de Cáceres. Una pieza histórica de ingeniería.

Museo de Cáceres - Mecanismo original de la Fuente Luminosa

Museo de Cáceres – Mecanismo original de la Fuente Luminosa

Fuente Luminosa

Fuente Luminosa

Postal de la Fuente por la noche

Postal de la Fuente por la noche

Fuente Luminosa de día, en los años 60

Fuente Luminosa de día, en los años 60

La Fuente Luminosa al atardecer

La Fuente Luminosa al atardecer

Se inauguró en 1965 a las 22:00 horas

Se inauguró en 1965 a las 22:00 horas

Construcción Edificio Norba - Fuente apagada

Construcción Edificio Norba – Fuente apagada

LOS HOTELES

Alojamientos de lujo y señorío

HOTEL EXTREMADURA

Los que residíamos en Cáceres no acostumbrábamos a alojarnos en los hoteles, es evidente. No obstante sí teníamos alguna relación con estos establecimientos. Generalmente con ocasión de eventos como bodas, comuniones, etc. Incluso visitar a algún allegado que, ocasionalmente, se alojara en ellos.

Recordamos con nostalgia el primer emplazamiento del señorial hotel Extremadura en la Avenida de Guadalupe. Con sus acogedores estancias y precioso jardín exterior. Y no nos podemos olvidar de su fachada, con su cuidada trepadora y entrada para coches.

Me parece recordar que, en los años sesenta y setenta, el Hotel Extremadura estaba considerado como el mejor de todos.

El Conde de Canilleros, en su libro de Cáceres de la Editorial Everest (1970) cita los siguientes hoteles: Extremadura en la Av. de Guadalupe, Residencia Alcántara en Av. de Guadalupe, Alvarez en calle Moret, Jamec en Pintores, 22, Iberia en Pintores, 2 Residencia Metropol en calle Obispo Segura y Toledo en Av. de Alemania. Este último no me suena.

1968 - Hotel Extremadura - Fachada

1968 – Hotel Extremadura – Fachada

Hotel Extremadura

Hotel Extremadura - Jardín

Hotel Extremadura – Jardín

Hotel Extremadura - coche

Hotel Extremadura – coche

Hotel Extremadura - Bar

Hotel Extremadura – Bar

Hotel Extremadura - Hall

Hotel Extremadura – Hall

HOTEL ÁLVAREZ

Del Hotel Alvarez, que daba a las calles Moret y Parra, recuerdo vagamente haber asistido a alguna celebración, no se si de Nochevieja o alguna boda. Era muy niño pero recuerdo mucha luz, un derroche lumínico para lo acostumbrado en aquellos tiempos. Señoras perfumadas y muy bien vestidas. Colonia “Joya” y “Varón Dandy”. Caballeros de riguroso negro. En el folleto que se acompaña se publicitaba un “Bar Americano”, posiblemente porque servían “cocktails”.

Hotel Alvarez - Folleto

Hotel Alvarez – Folleto

Tarjeta Hotel Alvarez

Tarjeta Hotel Alvarez

Hotel Alvarez - Etiqueta

Hotel Alvarez – Etiqueta

Hotel Alcántara en los años 60

Hotel Alcántara en los años 60

Hotel Iberia - Etiqueta

Hotel Iberia – Etiqueta

Hotel Toledo - Etiqueta

Hotel Toledo – Etiqueta

Hotel Jamec - Etiqueta

Hotel Jamec – Etiqueta

LOS CINES

Folletos informativos

Los cines basaban la promoción de sus lanzamientos en las carteleras y los folletos publicitarios. No existían los trailers.

Probáblemente, no hemos prestado el merecido reconocimiento a aquellos anónimos artistas que, con su talento, condensaban toda una película en una imagen.

En la siguiente selección se ofrecen ejemplos de folletos de los cines de Cáceres. Incluido el Cine de Verano ubicado en la Plaza de Toros y del que no recuerdo nada.

Entrada al Coliseum de los años setenta

Entrada al Coliseum de los años setenta

Cine de verano en la Plaza de Toros

Cine de verano en la Plaza de Toros

Cine Astoria - Ciudad Violenta

Cine Astoria – Ciudad Violenta

Cine Astoria - Ciudad Violenta - Reverso

Cine Astoria – Ciudad Violenta – Reverso

Capitol - Casablanca anverso

Capitol – Casablanca anverso

Capitol - Casablanca reverso

Capitol – Casablanca reverso

Gran Teatro - Años 30 - Anverso

Gran Teatro – Años 30 – Anverso

Gran Teatro - Años 30 - Reverso

Gran Teatro – Años 30 – Reverso

Norba - Años 30

Norba – Años 30

BANDERINES DE CÁCERES

Fin de la tercera parte

Espero que te haya gustado

Comentarios

Lo mejor de estas página son vuestros comentarios. He tomado nota de algunas sugerencias para los contenidos. Muchas gracias a todos.

Cuarta parte

Es posible que publique una cuarte parte en el futuro. Dependerá de vuestras sugerencias y si consigo material interesante.

Fuentes

Algunas fotos proceden del Grupo de Facebook “Fotografías antiguas de Cáceres” y de las páginas relacionadas en “Enlaces“.

1 Comentario

  1. Isabel

    Con artículos de estas características se iluminan nuestros recuerdos y nuestros corazones.
    Gracias Esteban. Esperamos sigas escribiendo muchos, muchos más.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Volver a la página de inicio